You are here
Home > ESTADOS UNIDOS > LOS ESCLAVOS DEL CAPITAL SE REBELAN EN EL CORAZÓN DE LA BESTIA IMPERIALISTA

LOS ESCLAVOS DEL CAPITAL SE REBELAN EN EL CORAZÓN DE LA BESTIA IMPERIALISTA

Nuevos crímenes racistas movilizan a la clase obrera norteamericana…

¡Basta de asesinatos de negros y latinos!

La lucha de clases ha vuelto a estallar en la más grande potencia capitalista. El asesinato de dos trabajadores negros desarmados (en Luisiana y Minnesota)[1]  y un joven latino (en California) [2] a manos de la policía ha generado la respuesta inmediata de los explotados y oprimidos de los EEUU que se han movilizado y retomado sus métodos de combate contra el aparato represivo capitalista[3]. También hubo protestas en Inglaterra y otros países. El ascenso al poder de miembros de la burguesía negra yanqui sembró falsas ilusiones en las masas con el apoyo desnudo de la izquierda reformista, sin embargo, vemos como la opresión racial contra el proletariado negro, latino y de otras minorías está más vivo que nunca.

Diversos estudios han señalado cómo la desigualdad racial en los EEUU no se ha revertido sino se ha profundizado. Según “Urban Institute” los blancos tienen en promedio seis veces más riqueza que los negros y los hispanos, una proporción que además creció si se compara con el promedio de 1983. En relación a una cuestión tan vital como la vivienda las cifras arrojan que mientras el 73% de los blancos tenía una casa propia al finalizar el 2013, esa cifra era de sólo 43% para los negros y 45% para los latinos. Por otro lado, la crisis mundial capitalista afectó más a las familias negras: su riqueza cayó en 31%, mientras la de los blancos se vio afectada en 11%, según el mismo estudio. La salida de Inglaterra de la Unión Europea y su efecto sobre la economía global podría incluso profundizar esta desigualdad. En relación al sistema de justicia la situación es similar: según la Comisión de Sentencias de Estados Unidos, los hombres negros recibieron sentencias 19,5 veces mayores que sus pares blancos en situaciones similares entre finales de 2007 y finales de 2011. Si bien los afroamericanos son el 12% de la población del país, también representan el 40% de las personas encarceladas según la Universidad de Stanford[4]. Finalmente los jóvenes negros tienen nueve veces más probabilidades de ser asesinados por la policía que otros norteamericanos según The Guardian[5].

Vemos entonces como el triunfo presidencial de Barack Obama el 2009 no modificó en absoluto las condiciones de opresión de los trabajadores negros y latinos, que tampoco cambiaron en esencia con la caída de la legislación racista de los 50’s. Y es que un régimen de opresión no se define por formalidades jurídicas sino por las condiciones de facto imperantes. La actual crisis mundial del capitalismo no ha hecho más que profundizar toda forma de opresión[6] porque el imperialismo es en esencia “reacción en toda la línea”. Un siglo atrás Lenin ya había señalado con precisión las causas históricas de este yugo racial: “En los Estados Unidos, los negros (así como los mulatos y los indios) constituyen únicamente el 11,1% de la población y deben ser considerados como nación oprimida, por cuanto la igualdad conquistada en la Guerra de Secesión de 1861-1865 y respaldada por la Constitución de la República fue restringiéndose cada vez más, en muchos aspectos, en los sitios de mayor densidad de población negra (en el Sur). Ello está vinculado a la transición del capitalismo progresivo, premonopolista, de los años 1860-1870 al capitalismo reaccionario, monopolista (imperialismo), de la época contemporánea, delimitada en América con particular claridad por la guerra imperialista (es decir, provocada por el reparto del botín entre dos bandidos) que sostuvieron España y Norteamérica en 1898[7].

La opresión racial es entonces una de las principales armas de la burguesía para explotar mejor al proletariado. El aparato policial es su instrumento estatal favorito para ejecutar este trabajo sucio. Como dicen los manifestantes de Ferguson: “no hay policías buenos en un sistema racista”[8]. Y es que estos mercenarios con placa no son trabajadores sino asesinos a sueldo de la burguesía de Wall Street. Esta necesita mantener el frente interno en paz mientras impulsa nuevas aventuras colonialistas en el frente externo. Las marchas contra las intervenciones militares en Irak, Afganistán, Siria[9], Palestina (por medio de su Estado sionista) junto con las movilizaciones de “Occupy Wall Street” y las huelgas en puertos y refinerías, todo esto ha puesto en jaque al régimen bipartidista norteamericano que necesita del terror policial racista para restablecer su estabilidad. Así como estos combates son el reflejo de las luchas y revoluciones abiertas en el mundo, de la misma manera este régimen es el reflejo de su política exterior terrorista que ha impuesto el genocidio en México (en Ayotzinapa y Oaxaca[10]) y la ocupación criminal de Haití. Justamente de esta república negra del Caribe llegó David Félix, un muchacho de 24 años asesinado hace un año atrás por la policía racista de Nueva York[11].

El imperialismo yanqui viene imponiendo el terror en el mundo de la mano de las potencias europeas, del Japón y de sus naciones vasallas como Rusia o China; para esto cuenta también con el apoyo indirecto de la izquierda reformista. Por ejemplo, la invasión extranjera de Haití ha sido respaldada por el PT de Lula, Rafael Correa y Evo Morales[12], cuyos gobiernos son sostenidos a su vez por socialdemócratas, estalinistas y falsos trotskistas. Están apoyando asimismo el pacto Obama-Castro que ha bendecido la capitulación de las FARC y el régimen militar-policial de Maduro en Venezuela, liquidando además las esperanzas de las masas latinas indocumentadas dentro de los EEUU. El movimiento contra la opresión racista (Black Lives Matter, “las vidas negras importan”) se ha ceñido también a este pacto contrarrevolucionario llegando incluso a marchar de la mano de “policías buenos”. Nosotros ya habíamos denunciado como la aristocracia y burocracia obrera que sirve de base social a la izquierda reformista dirigía sindicatos como los de Fegurson donde la mayoría de afiliados son blancos cuando en esta ciudad la mayoría son negros[13]. Llamaron a votar por Obama y ahora lo hacen por Bernie Sanders, un viejo demagogo del partido “demócrata”[14]. Estas direcciones reformistas levantan entonces un programa contrarrevolucionario que ofrece acabar con el racismo sin expropiar y derrocar a la burguesía esclavista norteamericana.

No debe sorprendernos entonces que esta política pacifista podrida genere la desesperación de luchadores honestos del proletariado negro como el veterano de guerra Micah Xavier Johnson[15], responsable del ajusticiamiento de cinco mercenarios con placa como respuesta al reciente asesinato de trabajadores afroamericanos. Micah fue luego liquidado de forma cobarde con una bomba transportada por un robot[16]. Esto sucedió en Dallas, Texas, la misma ciudad donde asesinaron al “demócrata” J. F. Kennedy en 1963 y a Santos Rodríguez diez años después, el niño latino víctima de la ruleta rusa de un policía racista[17]. Si los líderes de Black Lives Matter critican la acción aislada pero heroica de Micah[18] no es porque crean en los métodos revolucionarios de masas sino porque no creen en nada más que votar por un capitalista negro o hacer peticiones de firmas. El partido de las Panteras Negras de los 60’s y su reedición actual en Texas tampoco ofrece una salida en la medida que su dirección estalinista no levanta una estrategia revolucionaria que conduzca a la clase obrera al poder de la mano de los soldados rasos. Es en luchas como la de Ferguson o Minnesota donde el proletariado avanza en su autoorganización y crea las mejores condiciones para su autodefensa, marcando el camino al conjunto de explotados de todo color.

Las valerosas masas explotadas y oprimidas de los EEUU necesitan una nueva dirección política para vencer. Solo el programa de la Cuarta Internacional puede ofrecerle una salida real a sus padecimientos. Todos los trabajadores sin distinción de raza o religión deben tener los mismos derechos, igual salario a igual trabajo y el derecho pleno a la ciudadanía. Más empleos serían creados si se redujera la jornada sin reducir la remuneración. Los grandes bancos e inmobiliarias deben ser expropiados sin pago para garantizar el derecho básico a la vivienda. La policía asesina debe ser disuelta y sustituida por comités de autodefensa barriales. El poder judicial racista debe ser derribado y reemplazado por verdaderos tribunales populares. En fin, todo el aparato criminal del Estado debe ser destruido porque solo bajo su dictadura revolucionaria las masas conquistarán todas y cada una de sus demandas. Solo la unidad inmediata de los trabajadores negros y latinos de EEUU, de toda América y el mundo con el conjunto de explotados del campo y la ciudad puede garantizar su victoria sobre el racismo y la opresión imperialista. Mumia Abu-Jamal, Leonard Peltier y todos los presos del proletariado en el mundo deben ser liberados. En la socialdemocracia, el estalinismo y el falso trotskismo, la clase obrera solo encontrará más traiciones y decepciones. Para que la revolución socialista triunfe, la Cuarta Internacional debe ser refundada.

¡Abajo el imperialismo norteamericano!

¡Una sola lucha en todo el mundo contra la explotación, el racismo y la opresión colonial!

 


 

Principales asesinatos de negros o latinos desarmados en los últimos años:

2006, nov. 25. Policías encubiertos asesinan al afroamericano Sean Bell (23), un día antes de su boda. New York[19].

2009, ene. 1. Matón uniformado liquida a Oscar Grant (22). California.

2010, sep. 7. Protestas por baja condena al asesino de Oscar Grant. California.

2012, feb. 26. George Zimmerman asesina al colegial Trayvon Martin (17). Florida.

2013, jul. 14. Protestas por absolución del asesino de Trayvon Martin. Florida.

2014, Jul. 17. Policías matan por asfixian a Eric Garner. New York.

Agosto 9. El mercenario uniformado Darren Wilson asesina a Michael Brown (18). Ferguson.

Octubre 20. Policía dispara una ráfaga contra Laquan McDonald (17) armado de solo un cuchillo. Protestas surgen con publicación de video un año después. Chicago.

Noviembre 22. El asesino con placa Timothy Loehmann dispara en el abdomen a Tamir Rice (12) cuando sostenía una pistola de juguete. Cleveland.

Noviembre 24. Protestas por la absolución del asesino de Michael Brown. Ferguson.

2015, enero 3. Policía mata al latino John Paul Quintero (23) en una fiesta. Kansas[20].

Enero 26. Policía asesinan por disparos a latina Jessica Hernandez (17). Colorado.

Febrero 20. Policía mata a latino Rubén Villalpando con manos en alto por infracción de tránsito. Texas.

Marzo 6. Policía Matt Kenny mata a Tony Robison (19). Madison.

Marzo 17. Latino Roberto José León es asesinado por la policía con la asistencia de un robot. California.

Abril 4. Agente Michael Slager asesina a Walter Scott. Carolina del Sur.

Abril 9. Darren Rainey es quemado vivo con agua hirviendo como “castigo” por los guardias de su celda. Florida.

Abril 19. Muere en hospital Fredy Gray, luego de ser disparado por la policía. Protestas y toque de queda. Baltimore.

Abril 25. David Felix (24), inmigrante haitiano con problemas mentales es asesinado por la policía. New York.

Junio 17. Neonazi Dylann Roof dispara y mata a nueve afroamericanos en una iglesia. Carolina del Sur.

Julio 3. El latino Pedro Villanueva (19) es asesinado por policías encubiertos. California.

Julio 11. Policía ahoga con gas pimienta a Anthony Ware. Alabama.

Julio 17. Darrius Stewart (19) es asesinado por la policía mercenaria. Memphis.

Julio 19. Policía mata al rapero Samuel DuBose por una infracción vehicular. Ohio.

Agosto 19. Matones con placa asesinan a Mansur Ball-Bey (18). Misuri.

Septiembre 23. Keith Harrison McLeod (19) es asesinado por la policía, acusado de presentar una receta médica falsa. Maryland.

Diciembre 11. El policía Daniel Holtzclaw es condenado por la violación de ocho mujeres negras. Oklahoma.

Diciembre 27. Bettie Jones y Quintonio LeGrier (19) son asesinados por la policía. Chicago.

2016, abr. 11. Policía persigue y asesina a Pierre Loury (16). Chicago.

Julio 5. Alton Sterling, vendedor de CD, es asesinado por policías frente a un supermercado. Luisiana.

Julio 6. Un mercenario con placa asesina en su auto de varios disparos al supervisor escolar Philando Castile. Minnesota.

Julio 7. Micah Xavier Johnson (25), ex soldado negro, dispara contra once mercenarios con placa ajusticiando a cinco. La policía lo asesina con un robot. Dallas.

Julio 17. Gavin Long (29), veterano de guerra, ajustició tres policías y luego fue abatido. Luisiana.

 


Notas

[1] El País, “Dos nuevas muertes de negros a manos de la policía reavivan las protestas en Estados Unidos”, 7-7-16.

[2] Univisión, “Protestan por la muerte de joven latino a manos de la Patrulla de Caminos de California”, 10-7-16.

[3] CBS, “Black Lives Matter invades highway, becomes violent”, 10-7-16.

[4] BBC, “5 cifras para entender la desigualdad racial de EE.UU.”, 25-11-14.

[5] The Guardian, “Young black men killed by US police at highest rate in year of 1,134 deaths”, 31-12-15.

[6] Incluyendo por supuesto la opresión de trabajadores homosexuales bajo el patriarcado burgués. La reciente masacre en una discoteca latina de Orlando es prueba de ello.

[7] Lenin, “Estadística y sociología”, 1917.

[8] Reuters, “Thousands march in Baltimore to protest black man’s death”, 25-4-15.

[9] Ver nuestra declaración por Siria.

[10] Ver nuestra declaración por Oaxaca: MASACRE EN OAXACA: ¡ABAJO LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN!

[11] The Guardian, “David Felix: jailed by an unjust system, failed by city services, killed by police”, 10-6-15.

[12] Ver nuestra declaración por Haití.

[13] Ver nuestra declaración por Ferguson, EEUU.

[14] Según USA Today, los EEUU había registrado en 2014 su participación de votantes más baja en unas elecciones a mitad de mandato desde los años 40. La participación media fue del 37 por ciento y el mínimo fue el 28,8 por ciento registrado en Indiana. USA Today, “Midterm voter turnout drops to 72-year low

[15] O de Gavin Long, también veterano de guerra. El País, “Gavin Long, un exmarine que no creía en la protesta pacífica”, 19-7-16.

[16] Washington Post, “What we know about the attack on police in Dallas”, 12-7-16.

 

[17] Publímetro, “Sucedió un caluroso día de julio del año 1973 en Dallas, Texas”, 8-11-13.

[18] Los marxistas no creemos en la eficacia del terrorismo individual. Como decía Trotsky “la cuenta que tenemos que saldar con el sistema capitalista es demasiado elevada como para presentársela a cualquier funcionario llamado ministro” o a cinco mercenarios con placa. Trotsky, “Por qué los marxistas se oponen al terrorismo individual”, 1911.

[19] Casi la totalidad de datos sobre el asesinato de afroamericanos han sido obtenidos de USA Today, “Timeline: Dozens of unarmed African Americans killed since Ferguson”, 9-8-16.

[20] Los datos para las muertes de latinos han sido obtenidos principalmente de la “Cronología de Violaciones de Derechos Humanos de Estados Unidos en 2015”, elaborada por el gobierno de la República Popular China.

No widget added yet.

Top