You are here
Home > LATINOAMÉRICA > MASACRE EN OAXACA: ¡ABAJO LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN!

MASACRE EN OAXACA: ¡ABAJO LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN!

Un nuevo genocidio enluta a las familias proletarias de México…

El Estado burgués mexicano ha ejecutado en Oaxaca una nueva masacre contra los explotados de este país. Se habla de trece muertos, una veintena de desaparecidos y cientos de heridos. Esta es la respuesta del gobierno asesino de Peña Nieto a semanas de movilizaciones del magisterio contra su reforma educativa privatista, la misma que estuvo detrás del genocidio de Ayotzinapa.

La reforma de Peña Nieto busca bajo la fachada de “evaluaciones” facilitar el despedido de los maestros liquidando su estabilidad laboral. Como se sabe esta es una política internacional impuesta por el imperialismo para todo el continente teniendo a la educación de Pinochet como modelo a seguir. Esta reforma impuesta desde el 2013 estuvo detrás de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa un año después debido a las luchas que venían protagonizando contra el cierre de sus “normales” rurales y la privatización de la educación. El régimen pretendió culpar a los narcos de este crimen, sin embargo, esta nueva masacre a manos de la policía federal demuestra que el verdadero responsable es el gobierno privatista a los pies de los EEUU y su TLC.

La combativa sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) se ha ganado el apoyo de estudiantes, trabajadores y del conjunto del pueblo pobre oaxaqueño que ha participado de las movilizaciones y choques contra la policía mercenaria. De hecho la mayoría de los caídos son padres de familia. Los maestros han tomado las instalaciones de transnacionales en una región rica en oro y petróleo comprendiendo que allí se encuentran los recursos necesarios para financiar una verdadera educación gratuita y de calidad. Se han creado entonces todas las condiciones para volver a poner en pie la Comuna de Oaxaca y su Asamblea Popular de los Pueblos (APPO) que aterró a la burguesía diez años atrás.

Sin embargo, la izquierda reformista no es partidaria de esto sino del “diálogo” con el gobierno, la misma política que impusieron frente a la crisis política creada por la masacre de Ayotzinapa. Por el contrario, para un profesor jubilado “la gente está despertando, y si más adelante hay represión y hay armas de fuego nosotros tenemos también que utilizar armas de fuego”[1]. Contra esto se rebelan los dirigentes burocráticos del magisterio y de las centrales sindicales enemigos resueltos de la puesta en pie de comités de autodefensa debidamente armados y entrenados. Su tarea es aislar Oaxaca para impedir la conquista de una gran Asamblea de los Pueblos de México que reúna a obreros, maestros, campesinos y soldados en un solo gran combate por todas y cada una de sus demandas.

Estos oportunistas se niegan a levantar consignas antiimperialistas elementales como el desconocimiento de la deuda externa y el TLC, la expropiación sin pago de las transnacionales y la expulsión de sus bases militares. Y es que toda esta junta de socialdemócratas, estalinistas, anarquistas y falsos trotskistas no están por la revolución obrera y campesina, sino por la traición parlamentaria y sindical. El reformismo impide el desarrollo político del proletariado para conjurar de este modo el estallido de la revolución socialista centroamericana justo cuando intenta ponerse de pie en Haití y Honduras donde recientes protestas estudiantiles han tenido lugar, justo cuando Europa arde desde Paris hasta Atenas. Estos pacifistas son pues sirvientes del pacto de Obama y los Castro que ha profundizado la restauración del capitalismo en Cuba y ha sancionado la capitulación total de las FARC.

Una nueva Comuna de Oaxaca y su armamento y extensión a todo el país son completamente factibles. Sin embargo, antes deberán ser derrotados los oportunistas que se oponen a este camino. Solo los defensores de la Cuarta Internacional y su legado programático pueden realizar esta tarea revolucionaria de forma íntegra y eficaz. La crisis de México y de la humanidad se reduce entonces a la crisis de la dirección revolucionaria del proletariado.

¡Abajo el régimen militar-policial mexicano y su títere Peña Nieto!

¡Paso a la revolución socialista latinoamericana! ¡Paso a la refundación de la Cuarta Internacional!


LOS BOLIVARIANOS MASACRARON AYOTZINAPA

Reproducimos a continuación un extracto de nuestra declaración del año pasado donde denunciamos el rol de los burgueses bolivarianos en el asesinato y desaparición de estudiantes en Ayotzinapa a contracorriente de las frases y mentiras de la izquierda castrochavista:

“Ya a fines del 2011, el gobierno del Estado de Guerrero asesinó a dos estudiantes de Ayotzinapa en una manifestación contra el cierre de las normales. Pero este crimen se ejecutó con la aprobación del gobierno de Peña Nieto y de todos los partidos de la patronal incluyendo por supuesto al PRD, partido que desde el 2010 gobierna Guerrero de la mano de Ángel Aguirre. Meses después el mismo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como cabeza del PRD, saldría en defensa de Aguirre con estas palabras: ‘Están ahora lanzándosele muy fuerte en los medios de comunicación, en la televisión, al gobierno de Guerrero  […] eso es lo que le mando a decir al gobernador Aguirre que no está sólo, que lo vamos a respaldar, lo único que queremos de él, es que cumpla al pueblo, que haga un buen gobierno y así va a tener siempre el apoyo y el respaldo del estado de Guerrero y de nuestro movimiento[2]. Este primer Ayotzinapa fue claramente a favor de la privatización de la educación, ejecutado directamente por el PRD que AMLO lideraba en ese entonces. ¿Qué tenía que ver el narcotráfico en todo esto? Por supuesto todos los partidos burgueses administran directa o indirectamente negocios ilegales, pero al poner al narcotráfico como chivo expiatorio se oculta la lucha de los normalistas contra la política privatista aprobada en el congreso, ejecutada por Peña Nieto y sostenida por AMLO […] Lamentablemente la izquierda reformista viene colaborando activamente para ocultar y confundir estos hechos, olvidando la lucha anti-privatista y reduciendo todo al tema del narcotráfico, cuestión que finalmente debe probarse judicialmente para cada caso. Pretenden barnizar su discurso con frases sobre el ‘narco-estado’ y el ‘narco-capitalismo’, sosteniendo por izquierda la política del imperialismo para México. Y es que estos miserables son finalmente los que llamaron a votar por el PRD y AMLO, incluso formando facciones ‘marxistas’ en su interior y el resultado de su política del ‘mal menor’ fueron las dos masacres de Ayotzinapa.”[3].

Notas:

[1]<http://internacional.elpais.com/internacional/2016/06/20/mexico/1466448544_763195.html?rel=cx_articulo#cxrecs_s>

[2] <http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/05/15/index.php?section=politica&article=003n1pol>

[3] <http://nrci.org/blog/2015/09/29/un-ano-de-la-masacre-en-mexico-la-lucha-continua-en-las-calles-de-todo-el-mundo-abajo-el-gobierno-asesino-de-pena-nieto/>

No widget added yet.

Top