You are here
Home > GRECIA > GRECIA: LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA DEBE TRIUNFAR

GRECIA: LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA DEBE TRIUNFAR

Los recortes siguen en marcha, no hay salida bajo el capitalismo a la quiebra de Grecia

La decadencia del capitalismo produce el aumento de la miseria y de la indignación del proletariado llevando al límite sus condiciones de vida y empujándolo a la lucha revolucionaria. No solo ya no es posible ningún tipo de concesión ni limosnas, sino que, se le arrebata las que antes tenía. El pueblo griego ya ha mostrado su disposición hacia el combate, ha organizado más de 30 huelgas generales, dejando en evidencia que las condiciones están más que maduras para la revolución.

Esta grave situación hizo que en febrero más de 80 mil personas se lanzaran a las calles en la tercera huelga general contra las políticas de austeridad administradas por el gobierno “izquierdista” de Syriza, demostrando el fracaso del reformismo para solucionar la crisis griega en particular, y del sistema capitalista en general.

Las masas no se cansan de pelear y al grito de “retiren la reforma de pensiones o váyanse” y “los votamos para salvarnos, no para que acaben con nosotros”, los comerciantes, taxistas, pescadores, profesionales desempleados, trabajadores de servicio y todos los explotados que salieron a protestar contra la reforma de pensiones y el alza de impuestos, terminaron enfrentándose a la policía junto a los agricultores y ganaderos que se encontraban en paro hace semanas, quienes colaboraron levantando los fuertes bloqueos que mantenían en las carreteras para asegurar el pase de los huelguistas.

Los partidos que llevaron a Tsipras al poder engañaron a las masas trabajadoras con la trampa del Frente Popular, diciéndoles que la salida a su miseria era posible mediante el control de las instituciones de la burguesía, para que luego este termine votando los recortes junto al partido derechista Griegos Independientes (ANEL).

Unidad Popular, escisión de Syriza, junto a Antarsya (una junta de maoístas y más seudo-trotskistas) llaman ahora a “coordinar e impulsar una ola de huelgas en la perspectiva del no pago de la deuda y la ruptura con la política de los patrones, de los bancos y la Unión Europea”, lo mismo que decía Syriza en campaña, pero por supuesto estos no buscarán tocarle un solo pelo a la maquinaria estatal, ni combatir contra el capitalismo como lo hacen las masas hambrientas en la lucha revolucionaria; por su parte el estalinista KKE convocó la manifestación en otro lugar dividiendo a las masas en su lucha contra el capital, así juega su rol el reformismo, sin hacer nada para unir a los explotados de la ciudad y del campo, y menos llamar a los soldados, ni organizando una lucha seria bajo los comités de bases del pueblo explotado griego, jugando así su papel para salvar el régimen que no puede dar ni trabajo a sus esclavos y condena a la cárcel a cientos de jóvenes por luchar contra el desempleo que sobrepasa el 50%.

La burguesía mueve sus fichas, sus partidos están a la expectativa del desgaste del Syriza, cuando este ya no le sirva será desechado y pasará a ocupar su lugar otro repuesto que pueda contener la rabia de los jóvenes que incendian las calles; sin embargo, también existe la posibilidad que sea el fascismo el que resuelva a favor de la burguesía la crisis de la nación. Amanecer Dorado sigue extendiendo su influencia aprovechando el pacifismo de las direcciones oficiales del proletariado que van destruyendo la confianza de las clases medias en una salida revolucionaria.

La lucha de clases a nivel internacional tiene abierta varias trincheras, y las potencias del mundo buscan asegurar sus posiciones en Grecia antes que un paso adelante de las masas revolucionarias vuelva a estremecer las regiones en conflicto y abran el camino a la revolución en Europa, en ese sentido el pacto del gobierno de Tsipras con Israel, ha demostrado que la gran burguesía no quiere juegos ni está dispuesto a tolerar el mínimo coqueteo con las masas, Syriza lo ha entendido bien por eso  la cooperación militar con el sionismo permite al “personal militar de cada uno de los dos países viajar al otro país y residir allí para participar en ejercicios y actividades de cooperación” a esta se añade la de “seguridad marítima” para resguardar los yacimientos de gas convirtiéndola en su “zona económica exclusiva”.

En la Declaración de la Cumbre Trilateral Chipre – Israel – Grecia especifican que: “Los esfuerzos para frenar el flujo de combatientes extranjeros, restringir el apoyo financiero y militar a los grupos terroristas y la propaganda contra extremistas deberían intensificarse. La incitación a la violencia debe ser condenada y detenida”. Con este acuerdo aíslan y calumnian a las masas insurrectas de Medio Oriente, al pueblo explotado palestino, a los rebeldes en Yemen, al proletariado que combate con armas en mano al fascismo en Ucrania, y los levantamientos de América Latina como el de Haití.

El camino ya ha sido trazado por años de historia de lucha revolucionaria del proletariado mundial, el pueblo griego no tiene otra salida más que retomar esos métodos, romper las cadenas que le imponen los Frentes Populares que los hacen prisioneros de la burguesía, confiando en sus propias fuerzas en alianza con los pequeños productores quebrados por el gran capital, llamando a expropiar sin pago los bancos, creando su propia milicia, organizando manifestaciones que echen de la calle a los fascistas, demostrando firmeza para convencer a los soldados de la causa revolucionaria común, poniendo en pie un gran congreso de los explotados que centralice a todos sus organismos de lucha como  alternativa de poder y base para un verdadero gobierno de los trabajadores y no la farsa del Frente Popular. O las direcciones oficiales del proletariado rompen con la burguesía o el fascismo terminará liquidándolos e imponiendo el terror a los explotados.

La tarea inmediata en Grecia es la huelga general revolucionaria y la puesta en pie de un partido obrero revolucionario que desenmascare ante las masas a los oportunistas y traidores de siempre logrando una insurrección obrera triunfante que inicie la marcha hacia la revolución socialista mundial.

¡Por los Estados Unidos Socialista de Europa!

¡Por la refundación de la cuarta internacional!

No widget added yet.

Top