You are here
Home > VENEZUELA > ELECCIONES EN VENEZUELA: LA CRISIS POLÍTICA DEL CHAVISMO

ELECCIONES EN VENEZUELA: LA CRISIS POLÍTICA DEL CHAVISMO

Con un discurso abiertamente proyanqui, el MUD triunfa en los comicios parlamentarios…

A nivel del Continente y de Venezuela en particular se hace evidente la crisis política del proyecto bolivariano. Esto no tuvo nunca nada que ver con el socialismo o el comunismo, sino con su falsificación “nacionalista”. Ya Trotsky había dicho que el bonapartismo es un régimen burgués (alternativo al parlamentarismo y el fascismo) donde el jefe supremo de turno tiende a “oscilar entre las clases” y que en países atrasados esta oscilación se da entre “el imperialismo y las masas”.  Estos roces y conflictos entre el capital extranjero y el gobierno semicolonial conducen muchas veces a la caída del gobierno en favor de uno más entreguista pero jamás a la caída del dominio extranjero. La diferencia entre estos sucesivos gobiernos es entonces de grado, de forma o de método pero no de intereses de clase fundamentales. Ni Chávez, ni Maduro representaron ni representan los verdaderos intereses de los trabajadores. Todos los contados beneficios obtenidos son concesiones de guerra hechas por la burguesía a su enemigo de clase. El mismo gobierno bolivariano ha empezado a liquidarlas una por una pero el imperialismo presiona para que esto sea de un solo golpe y acompañado del aplastamiento físico del proletariado. No se puede descartar entonces que esta presión conduzca al derrocamiento del gobierno de Maduro a manos de una junta militar más entreguista y disciplinada. Sucedió en Chile el 73, no porque Allende fuera socialista o antiimperialista, sino porque el General que él mismo había nombrado podía ejecutar mejor la tarea criminal que el imperialismo había designado para este país latino. Hace casi dos años anticipamos que esta posibilidad no estaba planteada todavía para Venezuela, sin embargo, la actual tensión de fuerzas no puede ser indefinida. Lo que el diario imperialista “The Economist” llama “contrarrevolución democrática” no es más que la preparación política de esta posibilidad golpista. Los trabajadores de América Latina no tienen mucho tiempo entonces, o sus direcciones rompen con la burguesía bolivariana y preparan la toma revolucionaria del poder, o de lo contrario un nuevo plan Cóndor, más genocida y hambreador que el anterior se terminará por imponer. A continuación reproducimos parte de la declaración que escribimos a principios del 2014 dando cuanta las claves de la situación venezolana en el actual contexto regional y mundial. Muchas cosas han cambiado desde entonces, sin embargo, mantiene su plena vigencia en sus aristas fundamentales.


Publicado el 03 de marzo de 2014 en Internacionalismo Proletario N° 2

LA CRISIS DEL “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”

En 1989 caía el Muro de Berlín, elevado a símbolo de la restauración del capitalismo, pero también ese mismo año los explotados de Venezuela enfrentaron en las calles el paquetazo económico del gobierno burgués, luchando cuerpo a cuerpo contra el ejército asesino, dejando en barricadas miles de mártires revolucionarios, combate que se conoció después como El Caracazo y que este mes cumple su 25 aniversario.

Este fue en realidad, el origen remoto de la revolución proletaria latinoamericana que aún no ha sido aplastada y que conquistó brillantes victorias derrocando gobiernos en Ecuador, Argentina y sobre todo en Bolivia, donde la clase obrera fue definitivamente más lejos. […]

Y entonces, los reformistas impusieron que la clase obrera que tumbaba gobiernos no llame a levantarse también a los soldados contra la casta de oficiales, que no se prepare para tomar el poder, sino que se aliste para votar en las urnas de la burguesía. […]

El “socialismo del siglo XXI”, no terminó siendo más que una vulgar reinvención del revisionismo anti-obrero del siglo XIX. La economía venezolana no está más que integrada, como todas, a un sistema económico en fase terminal y en consecuencia está sufriendo todos sus achaques. La clase obrera venezolana como la del conjunto del continente, está sufriendo padecimientos terribles, hambre, explotación, represión, falta de medicamentos, vivienda, trabajo. Pero bajo el capitalismo, lo que le falta al pobre trabajador, le sobra al rico explotador. […]

Este es pues el verdadero rostro del “socialismo del siglo XXI”, el mismo excremento capitalista que se quiso vender como superación del marxismo. Hace ya más de un siglo que las burguesías locales, nativas, se han mostrado incapaces de realizar sus propias tareas democráticas expropiando transnacionales y terratenientes; mucho menos son capaces de liberar a la clase obrera expropiándose a sí mismas. Esto es un completo absurdo, no puede haber ninguna clase de socialismo por vía pacífica y bajo la jefatura de militares “patriotas”. […]

Pírricas victorias electorales registran distorsionadamente el descenso del chavismo empujándolo a nuevos pactos reaccionarios y menos vacilaciones, menos oscilaciones bonapartistas. Mientras masacraba obreros sin piedad, Maduro lanzó también tímidas medidas “contra la especulación capitalista”. Sin embargo, tuvo que retroceder inmediatamente a la menor provocación del imperialismo.

Sus mercenarios políticos agrupados en la “Mesa de la Unidad Democrática” (MUD) vienen impulsando movilizaciones estudiantiles y provocaciones que en realidad son la respuesta a las recientes luchas del proletariado venezolano. Sin dejar de condenar la represión contra estudiantes hijos de explotados o incluso obreros confundidos trágicamente en estas protestas, no se puede dejar de definir estas movilizaciones como armas de presión imperialista, apoyadas fundamentalmente en la pequeña-burguesía acomodada. No se tratan de milicias fascistas, sino de movilizaciones “pacíficas” de clase media que son la base social típica de la dictadura bonapartista.

La salida progresista a la crisis del chavismo la viene buscando la clase obrera con sus luchas, no puede estar en manos de golpistas confesos como Capriles o López, sirvientes del imperialismo más disciplinados que Maduro. […]

EEUU no necesita en realidad derrocar al sucesor de Chávez. Solo busca disciplinarlo y medir su capacidad de dominio bonapartista sobre la clase obrera. Si Maduro quiere mantener el poder y sus privilegios, tendrá que ser el agente fuerte y disciplinado que necesita el imperialismo para terminar de aplastar en sangre todo legado y recuerdo del Caracazo y la

Revolución Latinoamericana. Para negociar está Capriles, para seguir presionando está López. Maduro por su parte, se ha rectificado complemente y pide diálogo a Obama, el mismo que Chávez llamó a votar. Los bolivarianos vienen así cumpliendo en otras proporciones, el mismo rol que está jugando Al-Assad en Medio Oriente. Es por eso que, así como hizo Chávez en su momento, el mismo carnicero Al-Assad le ha mandado un mensaje de respaldo y apoyo a Maduro. Morales, Correa, Maduro, Kirchner, junto con los presidentes cipayos del TLC, todos reunidos en la CELAC encabezada por los Castro, ¡Ellos son en realidad los Al-Assad de América Latina!

¡DERROTEMOS EL ATAQUE DE LAS TRANSNACIONALES Y EL GOBIERNO DE MADURO CONTRA LAS CONDICIONES DE VIDA Y LOS DERECHOS ELEMENTALES DE LOS EXPLOTADOS DE VENEZUELA!

¡ABAJO LA DERECHA DEL MUD, AGENTES DE LAS TRANSNACIONALES, MERCENARIOS POLÍTICOS DEL IMPERIALISMO! ¡LA SALIDA A LA CRISIS DE LA NACIÓN LA TIENE QUE DAR LA CLASE OBRERA AJUSTANDO CUENTAS CON LA BURGUESÍA!

CONTRA LA INFLACIÓN Y LA ESCASEZ: SALARIO Y EMPLEO MÓVIL, EXPROPIACIÓN SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO Y DEL PUEBLO TRABAJADOR DE LOS GRANDES SUPERMERCADOS Y MEDIOS DE COMERCIALIZACIÓN, DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA Y DE LOS GRANDES TERRATENIENTES, POR COMITÉS OBREROS DE ABASTECIMIENTO, POR COMITÉS DE FÁBRICA.

¡ABAJO EL SECRETO COMERCIAL! ¡QUE SE ABRAN LOS LIBROS DE CONTABILIDAD DE LA PARALIZADA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ Y DE LAS EMPRESAS! MONOPOLIO ESTATAL DEL COMERCIO EXTERIOR Y EXPROPIACIÓN SIN PAGO DE TODA LA BANCA PARASITARIA. POR LA VERDADERA NACIONALIZACIÓN SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO DE TODA LA INDUSTRIA PETROLERA Y DE HIDROCARBUROS CONTRA LA ESTAFA Y CRISIS DE LAS EMPRESAS MIXTAS Y NACIONALIZACIONES BURGUESAS. ¡EXPROPIACIÓN SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO DE LAS TRANSNACIONALES IMPERIALISTAS, YANQUIS, JAPONESAS Y EUROPEAS QUE SAQUEAN LA NACIÓN!

¡POR UN COMITÉ NACIONAL DE LUCHA QUE CENTRALICE TODOS LOS COMBATES DE LOS EXPLOTADOS CONTRA EL HAMBRE Y LA REPRESIÓN IMPUESTA POR EL GOBIERNO DE MADURO!

¡LIBERTAD A TODOS LOS OBREROS PROCESADOS Y DETENIDOS, REHENES DE LA BURGUESÍA BOLIVARIANA!

¡POR LA ALIANZA OBRERO-CAMPESINA POR PAN, TIERRA Y LIBERTAD CONTRA LOS EXPLOTADORES DEL CAMPO Y LA CIUDAD!

¡ABAJO LA ESTAFA DEL “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”! ¡ABAJO TODOS LOS GOBIERNOS CIPAYOS DE OBAMA, REUNIDOS EN LA CELAC! ¡QUE VUELVA EL CARACAZO, QUE VUELVA LA REVOLUCIÓN LATINOAMERICANA! ¡POR UN GOBIERNO OBRERO Y CAMPESINO BASADO EN LA AUTO-ORGANIZACIÓN Y AUTODEFENSA DE LAS MASAS! ¡POR UNA FEDERACIÓN DE REPÚBLICAS SOCIALISTAS LATINOAMERICANAS!

¡POR UN PARTIDO OBRERO INTERNACIONALISTA EN VENEZUELA! ¡POR LA REFUNDACIÓN DE LA CUARTA INTERNACIONAL!

 

No widget added yet.

Top