You are here
Home > DECLARACIONES > ¡ABAJO EL GOBIERNO ASESINO DE PEÑA NIETO!

¡ABAJO EL GOBIERNO ASESINO DE PEÑA NIETO!

A un año de la masacre en México, la lucha continúa en las calles de todo el mundo… 

  ¡Ni delincuencia, ni narcotráfico, los mataron por luchar contra la privatización!

 

A un año de la masacre de Ayotzinapa, los explotados de México y de varias ciudades del mundo se han vuelto a movilizar reclamando justicia por el asesinato de 43 hijos del pueblo. Los estudiantes “normalistas”, futuros docentes rurales, vienen durante décadas luchando junto a los obreros y campesinos pobres por sus derechos básicos en defensa de la gratuidad de la educación. Y es que el Estado burgués mexicano a los pies de los EEUU y su TLC ha venido impulsando su privatización, llevando a una progresiva desaparición de las escuelas “normales”, quebradas por la asfixia presupuestal.

Ya a fines del 2011, el gobierno del Estado de Guerrero asesinó a dos estudiantes de Ayotzinapa en una manifestación contra el cierre de las normales. Pero este crimen se ejecutó con la aprobación del gobierno de Peña Nieto y de todos los partidos de la patronal incluyendo por supuesto al PRD, partido que desde el 2010 gobierna Guerrero de la mano de Ángel Aguirre. Meses después el mismo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como cabeza del PRD, saldría en defensa de Aguirre con estas palabras: “Están ahora lanzándosele muy fuerte en los medios de comunicación, en la televisión, al gobierno de Guerrero  […] eso es lo que le mando a decir al gobernador Aguirre que no está sólo, que lo vamos a respaldar, lo único que queremos de él, es que cumpla al pueblo, que haga un buen gobierno y así va a tener siempre el apoyo y el respaldo del estado de Guerrero y de nuestro movimiento”[i]. Este primer Ayotzinapa fue claramente a favor de la privatización de la educación, ejecutado directamente por el PRD que AMLO lideraba en ese entonces. ¿Qué tenía que ver el narcotráfico en todo esto? Por supuesto todos los partidos burgueses administran directa o indirectamente negocios ilegales, pero al poner al narcotráfico como chivo expiatorio se oculta la lucha de los normalistas contra la política privatista aprobada en el congreso, ejecutada por Peña Nieto y sostenida por AMLO.

Ahora no fueron dos sino 43 los asesinados, pero la razón es la misma: aplastar en sangre el movimiento estudiantil para avanzar en el cierre de las normales rurales y la liquidación de la educación pública. En la declaración de Beatriz Pagés, miembro de la dirección del PRI, se puede leer “entre líneas” esta política consciente del Estado burgués mexicano: “Anarcos y medios de información están dedicados a repetir arengas como ‘¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!’, para crear la percepción de que las autoridades federales son las responsables directas de un crimen de lesa humanidad, cuando la verdadera autoría material e intelectual es de los cárteles de la droga y de funcionarios locales, claramente identificados, coludidos con ellos. […] Hay quienes están operando a todas luces en contra de los intereses de México, y los jóvenes —sean los de Ayotzinapa o sean los del Politécnico— han sido escogidos para crear condiciones adversas a la inversión y al desarrollo de la nación”[ii]. Justamente Ayotzinapa II sucede un día después de la gran marcha de miles de estudiantes del Instituto Nacional Politécnico contra las contra-reformas privatistas de Peña Nieto. El fantasma de la Comuna de Oaxaca volvía a recorrer las calles y para el régimen era necesario aplastar el movimiento antes de que siga extendiéndose a más regiones y sectores.

El gobierno, la policía y la prensa han convertido al narcotráfico en el gran chivo expiatorio de los crímenes del imperialismo y las burguesías locales; con el pretexto de combatirlo han impuesto la represión bonapartista (“guerra contra el narcotráfico”) y un nuevo movimiento fascista (las “autodefensas” de Mireles) que no debe ser confundido con los organismos armados levantados por las comunidades campesinas y organizaciones de base enfrentadas a la explotación y saqueo transnacional. Si las bandas pequeño-burguesas de Mireles participaron o no de Ayotzinapa II es secundario, su carácter reaccionario está demostrado por el apoyo recibido por curas locales y cámaras de comercio[iii]. Lo más seguro es que bandas lumpen hayan coordinado acciones con la policía para desaparecer a los normalistas, bajo la dirección del gobierno local y nacional. Lamentablemente la izquierda reformista viene colaborando activamente para ocultar y confundir estos hechos, olvidando la lucha anti-privatista y reduciendo todo al tema del narcotráfico, cuestión que finalmente debe probarse judicialmente para cada caso. Pretenden barnizar su discurso con frases sobre el “narco-estado” y el “narco-capitalismo”, sosteniendo por izquierda la política del imperialismo para México. Y es que estos miserables son finalmente los que llamaron a votar por el PRD y AMLO, incluso formando facciones “marxistas” en su interior y el resultado de su política del “mal menor” fueron las dos masacres de Ayotzinapa.

Ahora estos mismos burócratas y oportunistas buscan contener la ira de las masas y sembrar nuevamente falsas ilusiones en AMLO y su nuevo PRD llamado ahora MORENA. Sin lugar a dudas podemos afirmar que si AMLO ganará alguna vez la presidencia del México del TLC, nuevos Ayotzinapa tendrían lugar para “sorpresa” de social-demócratas, estalinistas y seudo-trotskistas. La liberación incluso del flagelo del narcotráfico solo puede estar en la lucha, en los levantamientos revolucionarios que desde hace un año vienen protagonizando la juventud explotada de México tomando la posta de la Comuna de Oaxaca del 2006 y de luchas históricas como la gloriosa revolución mexicana de principios de siglo. A nivel internacional los explotados de todo el mundo vienen combatiendo por sus más sentidas demandas contra el imperialismo y el capitalismo en bancarrota y es por esta razón que han salido a combatir también por Ayotzinapa aunque sus direcciones los contengan y desvíen hacia las trampas de la burguesía. Todavía no se han agotado las fuerzas del proletariado latinoamericano, el México insurgente debe volver a ponerse de pie; como declara uno de los padres de los 43: “Aquí estamos de pie, si nos van a matar, daremos la cara, nuestros hijos son inocentes, luchamos por ellos y por los miles de desaparecidos. Gracias a todos los que siguen de pie, mojándose, apoyándonos”.

¡NI DELINCUENCIA NI NARCO-ESTADO, LOS ASESINARON OBAMA, LA BURGUESÍA Y SUS ALIADOS!

 ¡ABAJO EL CIERRE DE LAS ESCUELAS NORMALES Y LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA!

¡EXPROPIACIÓN SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO DE LAS TRANSNACIONALES PARA FINANCIAR LA EDUCACIÓN DEL PUEBLO EXPLOTADO! ¡ABAJO EL TLC-USA Y LA DEUDA EXTERNA!

¡POR ASAMBLEAS DE TODO EL PUEBLO EXPLOTADO RESGUARDADAS EN SUS PROPIOS COMITÉS DE AUTODEFENSA!

¡ABAJO EL GOBIERNO ASESINO DE PEÑA NIETO: POR UNA NUEVA REVOLUCIÓN MEXICANA OBRERA, CAMPESINA Y ESTUDIANTIL, POR UN GOBIERNO PROVISIONAL DE LOS TRABAJADORES!


NOTAS

[i] <http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2012/05/15/index.php?section=politica&article=003n1pol>

[ii] <http://pri.org.mx/JuntosHacemosMas/Blog/Bloog.aspx?y=15882> Negritas nuestras.

[iii] <http://www.laopinion.com/autodefensas-unen-empresarios-tomar-capital-Guerrero>

No widget added yet.

Top